Darío Sarret Toro El fotógrafo de mi tierra.

En el día de la fotografía les presentamos a Don Darío Sarret, fotógrafo y amigo de la patrimonial, con quien compartimos la pasión por la fotografía, un personaje único que ha capturado a través de su lente un sin número de imágenes que nos transportan en el tiempo, momentos de otras épocas que difícilmente se repitan, o tal vez si, quien sabe, es para nosotros un agrado compartir varias de nuestras conversaciones y colocarlas en este sitio y así reconocer a don Darío como el más importante fotógrafo patrimonial de la provincia, y por qué no decirlo alguien que sin saberlo , día a día nos motiva a través de su legado a buscar y recuperar parte de nuestro historia.

Biografía, relatos y entrevista

Don Darío Sarret Toro, nació en Pelvin comuna de Peñaflor el 7 de abril de 1938, hijo de don Emilio Sarret y Aida Toro quienes desde muy pequeño lo incentivaron en el gusto por la fotografía, sus primeros años de estudio los realizo en Peñaflor, posteriormente llega a Talagante donde es matriculado en la escuela parroquial esto ocurre el año 1948, hecho que  produce en él un gran salto educativo y donde comienza a tomarle un cariño especial a esta tierra. Darío de niño siempre gusto de la cultura, siempre se lo veía compartir con gente del arte, participaba en las fiestas de la primavera y todas las actividades artísticas y populares periódicamente que ocurrían, curioso del entorno y queriendo entrar en el círculo cultural conocio a don Héctor Pumarino, …. maravillado por la fotografía siempre quiso tener su propia cámara, cuando pequeño trabajaba con sus padres tenían un almacén, y ahí  todos los fines de año llegaban los calendarios sueltos y se les pegaban las fotos con los paisajes, él le decía a su padre – Cómpreme una cámara, yo saco las fotos de los paisajes y  así les colocamos las nuestras !! Fue así como al cumplir 20 años como regalo de cumpleaños recibió su primera cámara fotográfica de manos de sus padres, Todos me decían saca fotos nomas, yo preocupado de no estropear la camarita nueva tome la boleta y fui corriendo al local donde la compraron, era la Óptica Foto Waldor, la cual se encontraba en Santiago en el edificio banco estado, ahí el dependiente me explico detalladamente como usarla. La cámara era la  famosa AGFA SOLINAR, la cual solo tomaba una foto a la vez, pues tenía un flash ampolleta que solo duraba para un retrato. Las primeras fotos las tome en la casa, hacia posar y desfilar  a mi mama y a mi hermana para aprender, debo reconocer que las mascotas de la casa, el gallo y el conejo fueron mis primeros modelos, quería aprender rápido, al día siguiente partí corriendo soplado a Santiago a revelarlas, todas buenas me salieron, al otro día le tome fotos a toda la población, las vendía a $200 y a mí me salían a $180, retrate a toda la gente de la villa las Golondrinas, era el año 1958,Desde ese día se convirtió en el fotógrafo, los primeros años fueron un Hobby pero con el tiempo se dio cuenta que esta podrá ser una profesión para él, así que dedico muchas horas y fue perfeccionando su arte, de manera autodidacta me di cuenta que hay que buscar el lugar preciso para ubicarse a tomar la foto, además hacia algo que me gustaba mucho  y comencé a ganar platita, simplemente no alcance a estudiar , además mirando todo se aprende ,y siendo ordenado comencé a comprar mejores materiales y equipos, recuerdo  cuando fui a un matrimonio en Lonquèn en diciembre del 58, no tenía como medir la luz, por suerte fue en la tarde como las 4:00, y revele toditas las fotos, buen trabajo y unas luquitas bien ganadas con las que me compre un exposímetro, tiempo después ahorre y compre mi primer flash de marca Córner, de esos que se enchufan para cargarlos. Con la fotografía me compre casa, auto y mis hijos tienen estudios universitarios, gracias a dios siempre tengo trabajo.

Don Darío Ud. es el fotógrafo de los Talagantinos, quien no se ha tomado alguna foto con usted, cuéntenos  fue muy dura la competencia en algún momento?

Como le dije siempre he tenido trabajo, en el comienzo fue duro iba a la iglesia, y me paraba en la puerta al aguaite de los matrimonios y bautizos, siempre habían 2 o 3 fotógrafos, era duro, todos eran capos y yo recién comenzaba, pero como yo era caballero, usaba corbata, siempre impecable y bien presentado además tenía buena llegada con la gente termine siendo muy solicitado, agradezco a muchos que me pagaron y me pagan bien pero no así a los que aún me deben fotos…. Hay muchos que se hacen los lesos por ahí…. (Rie)

Quien no lo escucho decir “AHORA” justo antes de tomar la foto…. Matrimonios, desfiles momentos y personajes se han retratado a través de su lente, cuantos no tratamos de seguir sus pasos, motivándonos con los momentos del pasado a buscar las historias tras estas fotos, visionario, único, maestro, sin lugar a dudas su legado perdurara por muchos años, desde las fotos de los Clavadistas, la Nevazón de Junio del 71, el teatro, la escuela N°1, los lustrabotas, nuestra bella plaza y cuantas más que podemos nombrar…. Don Darío es y será “El fotógrafo de mi tierra” .una máquina del tiempo que nos lleva a recordar nuestro Talagante más contemporáneo, y que le mostrara a nuestros hijos y a las nuevas generaciones de TALAGANTINOS lo bello que es y que fue nuestro Talagante.

Palabras de Don Darío refiriéndose a don Héctor Pumarino Soto su mentor:

Uds. han visto que algunas de estas fotos que se muestran como mías dicen gentileza de don Héctor Pumarino, antiguo fotógrafo Talagantino, él era mi ídolo por allá por 1956, yo lo miraba y admiraba sus fotos, porque este señor estaba en los matrimonios , actos, 21 de Mayo , 18s de Septiembre y entonces pensaba yo algún día llegare a ser  don Héctor Pumarino estoy hablando de 1958 ,  cuando don Héctor era algo así como el fotógrafo del Jet Set de Talagante, fue así como empiezo a observar sus fotos ,porque eran bien presentadas con margen blanco , y este tenía un particular y especial corte rustico , decía yo donde mandara a hacer las fotos este caballero , fue así que un día en Santiago voy por Mac – iver , y paso frente a  Foto Center y veo a Don Héctor mandando a hacer sus fotos ahí , chispeando los dedos exclama Aquí esta !!! La pille!!! .. Espere que saliera e ingrese al local y hable con el señor este y le dije si me podía atender como un fotógrafo profesional, me dijo si con mucho gusto, ese caballero es el culpable de que yo haya llegado tan lejos, donde estoy yo ahora, yo le agradezco porque él me daba ánimos, me elogiaba las fotos. Darío Correa es su nombre quien por supuesto termino siendo un gran amigo.
Así que todas estas fotos que yo he tomado y todas las fotografías en general no son para nosotros son para las nuevas generaciones que vendrán, si Uds. se fijan después del terremoto y maremoto en Llolleo una señora buscaba y buscaba, que buscaba? Las fotos de sus hijos que se las llevo el mar, todas mojadas trataba de rescatar, entonces en el momento a veces  la fotografía no tiene gran valor pero hay que esperar 10 ,20 o 30 años y ahí uno dice haaa que lindo.
Yo hacía postales y vendía cuando tenía mi taller al lado de la iglesia y me decían que lindas las fotos… como que lindo si Ud. pasa por ahí todos los días.

Don Darío  como Ud. llego a tener este pequeño legado de don Héctor Pumarino?

Cuando me di cuenta de la importancia de las fotos antiguas en 1958, Don Héctor había tomado muchas fotos , yo recién comenzaba en esto , tiempo después tratando de salvar las fotos de él lo busque , claro mucho de esto se había perdido en un incendio del que yo aún me lamento , se había ido a vivir al norte varios años y era difícil saber de él ,fue así como un día por suerte me lo tope en la plaza y me entrego un pequeño film , ahí estaban estas fotos , todas en las que yo le rindo homenaje.

Como era don Héctor, podríamos decir que fue su mentor?

En aquella  época yo lo seguía para todos lados, era fotógrafo, escritor y maestro de ceremonia, era un hombre orquesta, siempre estaba metido en las actividades culturales, en el teatro Victoria, un hombre casi perfeccionista en todo lo que hacía, yo lo admiraba siempre he dicho que fue mi ídolo, aprendí observándolo.

Cuál es el primer evento social  en el que se dio cuenta que Ud. ya era un fotógrafo reconocido?

Un día  Don Pedro Undurraga me pidió que fuera a la Viña, me mandan a buscar especialmente para fotografiar al entonces presidente de Brasil, Job Figueire-doGuardé, ahí sentí que ya era importante para la gente de Talagante, como anécdota recuerdo que aún tengo guardado hasta el menú de ese evento.

Cuáles son las fotos a las que más cariño les ha tomado?

Todas son importantes, las más antiguas del cuasimodo, de la plaza y de la piscina del río con sus personajes deben de ser casi un legado para el futuro, tengo un cariño especial por la foto de los niños lustrabotas. Pero para mí la más bella es la de la piscina del rio con el tren sobre el puente, una maravilla por el momento y la época.

Deja un comentario