Restaurante “El Deportista”

Mientras un aroma indescriptible invade mis sentidos, mezcla de caldillos, frituras de pescado y un señor me saluda en la barra mientras se sirve un borgoña arreglado con frutillas de la estación, comienzo esta entrevista al  dueño de “El Deportista”.  Es,  sin lugar a dudas, un lugar único en Talagante, acogedor y lleno de historia,una picada de tradición.

Pero, ¿cómo nació este lugar?

Don Sergio Castro, allá por el año 1965 decidió tener su propio negocio,  hoy  heredado a su hijo Ricardo Castro, quien con mucha astucia e inteligencia y como experto en  gastronomía y  comercio logró guiar los destinos de esta verdadera fuente tradicional del sabor.
Carnes, pescados, ensaladas, además de sándwich al más típico estilo criollo se entre mezclan con parrilladas compuestas de carnes, entrañas, deliciosas papas cocidas acompañadas de un sabroso y bien preparado pebre. Además, a tan tradicional comida no podemos dejar de mencionar, para un buen paladar, el vino chileno, el cual nos entrega el toque perfecto para un almuerzo o reunión de amigos.

Ilustres comensales

Muchos antiguos talagantinos y sus familias acostumbraban a frecuentar el restorán. Sería extenso nombrarlos a todos, pero  quien si tenía noción la seguridad de entrar al lugar preciso era nuestro amigo y  reconocido ex alcalde Octavio Leiva, tío abuelo del actual edil de Talagante. Muchas ideas salieron de más de alguna de sus visitas, para él un lugar perfecto para esos encuentros con amigos de la época.
En nuestra conversación también nos relata que el destacado boxeador  chileno  Godfrey Stevens, muy famoso en ese entonces,  llegó a pelear el título mundial en 1970 ante el japonés Sohzo  Shaijo en Tokio. En esa oportunidad tuvo la chance de su vida, peleando por el título en la categoría pluma, un combate que es recordado por el resbalón del ‘Gringo’, que perdió la pelea por puntos. Hay que señalar  que  fue campeón nacional en 1963 y sudamericano en 1967, quedando por aquellos años su visita en la retina de los dueños y clientes.

El Deportista  es hoy por hoy una picada que se ubica en el Caserón de Los Henríquez  y que en sus inicios se levantó en Avenida Peñaflor, frente adonde estaba la antigua botillería “La Patagua”.  Por esas cosas del destino dio la vuelta a toda la manzana, cambiando dirección, incluso estuvo donde hoy se encuentra el Pub Errols en calle Balmaceda.

Con tradición, historia y muy gratos recuerdos, El Deportista acogió y acoge hoy en día a los talagantinos en celebraciones, reuniones de amigos o simplemente para olvidar alguna pena de amor .

Cuenta Ricardo Ortega que el restaurant está en vías de traslado a un lugar donde poder seguir con su costumbre culinaria, poniendo a su clientela la calidez de su atención en sus platos típicos y un buen trago,  reconocimiento de generaciones, las cuales han hecho de este restaurant un lugar muy nuestro, parada placentera para el visitante. El deportista es parte del corazón de Talagante.

Deja un comentario