Animas de día claro (Alejandro Sieveking, 1934)

Animas de dia claro es una antigua obra de teatro del autor Alejandro Sieveking, , 1934- muy aplaudida por su simplesa y la forma en que las costumbres folcloricas son colocadas sobre las tablas para deleite del expectador. Aca subimos un poquito de la trama y ademas la obra en formato descargable …. mierda , mierda , a actuar !!!

Excelente obra de teatro inspirada en el folclore chileno. Es teatro popular. El lenguaje de la obra es original porque está repleto de modismos propios de la cultura del campo chileno de principios del siglo pasado.

La obra es muy divertida y bastante ingenua.

Sieveking nos relata la historia de los espíritus de cinco hermanas que vivían en la ciudad de Talagante (zona central de Chile, llena de artesanías y leyendas).

Ellas están relegadas a seguir viviendo, o más bien “penando” en su casa hasta que logren completar un deseo, o ambición reprimida que fue vital durante el periodo que estaban vivas.  La llegada de Eulogio, un joven interesado en comprar esta casa, será lo que les ayude para que se vayan cumpliendo sus deseos.

El deseo de Orfilia es tomar nuevamente mistela, un licor dulce que se tomaba como un aperitivo al degustar dulces. Por su enfermedad el doctor se lo había prohibido, y se murió sin haber cumplido con ese anhelo.

Floridema quiere ver nuevamente una figura en cerámica de una pareja montando caballo. Ella la hizo, pero se fue revuelta con otras piezas y se vendió antes de que pudiera recuperarla. Zelmira, de pura buena hermana solamente estaba acompañando a Floridema hasta que ella fuera feliz y cumpliera su deseo.

Luzmira deseaba con todo su corazón pegarle a “Oña Vicenta” una vecina envidiosa y metiche que siempre las estaba espiando. Y por último, Bertina quería tener un beso de un enamorado. Su problema era que tenía un lunar en la punta de la nariz, así que sus pretendientes cuando ella estaba viva se ponían turnios y nunca la habían besado.

A medida que la obra avanza cada una de las hermanas irán cumpliendo sus anhelos. Para finalizar con los personajes principales, Eulogio y Bertina enamorados. Ella finalmente logrará el beso deseado y de paso un amor, pero ahora ya no quiere dejarlo. La despedida será  solo un adiós, porque ambos se separan con la ilusión de volver a juntarse. Ahora sólo deben esperar a que pase el tiempo para seguir  amándose.

Animas de Dia Claro (obra para descargar)

6 comentarios para “Animas de día claro (Alejandro Sieveking, 1934)”

Deja un comentario