“El Cura de los Camiones” Joseph Doherty C.S.C.

HISTORIA  de la notable vida del padre Joseph Doherty ,  Mas conocido como el “Cura de los Camiones”de TALAGANTE .  Congregacion Holy Cross.   Congregacion Santa Cruz. CSC . C.S.C. y la obra del  Hogar de Niños San Jose De Talagante. Reg Metropolitana   CHILE . Santiago Chile Diciembre 2006

HISTORIA  de la notable vida del padre Joseph Doherty ,  Mas conocido como el “Cura de los Camiones”de TALAGANTE .  Congregacion Holy Cross.   Congregacion Santa Cruz. CSC . C.S.C. y la obra del  Hogar de Niños San Jose De Talagante. Reg Metropolitana   CHILE . Santiago Chile Diciembre 2006

Prefacio: El cura Joseph Doherty de origen canadiense vino a Chile con la congregacion Santa Cruz el año 1943. Comenzó haciendo clase de ingles en el colegio Saint George de la congregacion. A poco andar y por iniciativa absolutamente personal y contraviniendo indicaciones superiores estableció una guardería de niños en la comuna de peñalolen en la pobrísima iglesia que el mismo construyó y fundó.

(San Roque) Despues formó el Hogar de niños San Jose en la comuna de Talagante. Para solventar los gastos del hogar el sacerdote comenzó una empresa de camiones y a la hora de su muerte en el año 1998 ( 54 años despues) dejó el hogar plenamente equipado atendiendo a mas de 220 internos aprox , mas otras propiedades de alto valor y mas de 40 camiones Mack equipados con estanques para transporte de carga peligrosa (Acido sulfurico, petroleo etc… ) El sacerdote dos años antes de su muerte , a los 82 y después de un infarto; vive una vez mas la oposicion de su congregacion y la angustiante desesperacion esta vez, pues estudia como hacer continuar su obra .

Se le ordena abandonar el hogar y volver a Canadá a sus familiares bajo amenaza de sanciones canonicas , pero el se rebela. Entonces a traves de la acción de la justicia , solicitado por su superioridad ; LA CONGREGACION SANTA CRUZ , el sacerdote es despojado del cargo de presidente del directorio del Hogar y otro directorio es instaurado, comienzan los cambios; pero aun así no abandona su hogar de niños en Talagante. Allí en medio de la tristeza espera . Entonces el tiempo y el destino cobran su ultima hora. ..y su obra luego se derrumba cual castillo de naipes. Hoy en el Hogar solo quedan fantasmas, arañas y piezas vacias. El padre llegó a atender a mas de 200 niños. Los vistió les dió un hogar, y los mandó al colegio. En el hogar había una sala de estudio pero no era colegio.Lo que este sacerdote hizo para estos niños , fué algo de lujo que no tiene ni creo tendrá precedentes en la historia de CHILE. El pagó por mantenerlos, que es inmensamente superior y opuesto a lo que las instituciones hacen que es cobrar por brindar un servicio. Que habrá pasado por la mente de uno de los niños de esta foto al ver magnos camiones y saber que eran suyos.. Que eran de su hogar…? Don Joseph se fué a las poblaciones no a hacer a la gente pobre a rezar sino iba y ayudaba a las personas a salir de sus problemas y sentia compasion por ellas. el dijo: “NADA TIENE MENOS QUE UN NIÑO ABANDONADO”…Cuando dos madres le regalaron a la fuerza sus hijos para que el padre los cuidase; así nacio el Hogar San Jose. El no recurrió mucho a la caridad aunque se dice que intimidó a doctores y empresarios a dar ayuda. Con el tiempo uso otros métodos que fueron el trabajar para ganar el sustento;… para mantener y criar sus niños .. En el año 1966 el gobierno Chileno le dió la mas alta condecoracion a un civil extranjero por servicios a la patria que fué la medalla de Bernardo O´Higgins y en el año 1983 el Gobierno canadiense le otorgó la medalla de la orden Canadiense por reconocimento a su labor en las poblaciones Chilenas consideradas las mas peliagudas conocidas en el mundo occidental a la fecha. El cura Joe como le decian sus amigos de la congregacion tenia vaya un caracter y fuertes razgos de autosuficiencia y no le entraba en su mente el andar pidiendo al gobierno ni a la caridad para obtener medios para su obra. No se si recibió algo de Chile para su hogar aparte de criticas y problemas. Por fundar la compañia de camiones. Partió consiguiéndose un camión para hacer fletes. Al cabo de algunos años tendría un moderno garaje de mantención de sus camiones.. que no eran pocos…llegó a tener mas de cuarenta camiones mas una propiedad en calle Los Cisnes y otra en Callejon los Pavos. Comuna de Cerrillos. Sus camiones eran marca MACK además y todos equipados nada menos que para carga peligrosa.. Se le conocieron en todo Chile como los camiones del curita. Prestaba servicios a las mineras incluyendo CODELCO, ENAP , Disputada etc… No siempre se ganaba los contratos. Todos decian que era competencia desleal… y no fué asi. Otros no sabrían ni podrian continuar su empresa… Se iría el alma, el espiritu, el sustento, el calor y el amor de una familia. Se iria el papá de una familia.y cual ejemplo cuando un padre se vá, este es irreemplazable. El padre Doherty se fué habiendo dado duras batallas toda su vida y dejando este ejemplo de 40 años a su niños y observadores. Un espiritu de lucha. Muchas de las personas que pasaron por el hogar van a poner flores a su tumba en Talagante que es el día 19 De Marzo para el día de San Jose. Ese día el devoto del padre y de su obra podrá ver muchas flores y personas en su tumba. Hasta llegó un bus para llevar a sus niños a veranear. a La Serena, Quintero , Valparaiso , El sur etc.. Don Joseph ( La fundacion de beneficencia Hogar de niños San Jose) compró y pago todos esos camiones y producto de las utilidades mantenía sus niños . Esto le valió problemas como cualquier podrá apreciar. Tanto en la competencia como en su congregación y obviamente no faltaría quienes mirasen con malos ojos lo que hacía. Sus superiores intentaron poner fin a su esfuerzo en reiteradas ocasiones. Fue llamado a Los EE UU a dar cuenta de lo que hacia. Estuvo dos años allá peleando su obra…. Vinieron tiempos malos hacia el hogar se pagaban cuentas, se amasaba de noche, se surcía la ropa, entraba poca plata…. Fue reivindicado por sus superiores y volvió a su hogar y lo volvió a levantar con los aportes que consiguió en los EE UU… El curita Doherty creo ha sido el unico cura en CHILE que abrió un giro comercial para poder facturar…raro en una intitucion de corte religioso y de beneficencia pues ellos estan excentos de pagos de impuestos. No obstante el cura Joseph pagaba impuestos.

Padre Joseph DohertyEl padre Joseph tuvo una vida dura y de esfuerzo.. no conoció otra cosa… Para muchos se diga lo que se diga el será siempre un notable ejemplo a dejar con la boca abierta y para verguenza tambien de muchos habiendo sido este precedente dado por una persona extranjera… y cura ademas….Su obra culmina con cientos de ñiños acogidos y criados, cuarenta años de una magna obra altruista y mas de cuarenta camiones semi trailer (con acoplado) MACK y un monton de propiedades de alto valor cio en Holmesville New Brunswick Canada el 23 de Mayo de 1913 de William y Helena Cummins y murió en Talagante a los 84 años de edad al sufrir un ataque al corazon despues de 57 años como sacerdote. Meses antes había estado tratandose de recuperar de un bajon de salud. Su ultimo año lo pasó en cama pues siempre habia sufrido de una condicion cardiaca. Igual se levantaba para recibir a quien fuese a verlo. Se ordenó de sacerdote en Junio 12, 1941 in St. John’s, New Brunswick . Sus restos fueron depositados en un mauseleo que el mismo hizo construir en el cementerio de Talagante que queda pasado la plaza justo pasado la linea del tren a la Izquierda. Hay allí en su tumba flores y ramos florales todos los días. En el Mausoleo Tambien descanzan los restos de la tía Alicia que fue su secretaria y colaboradora por 18 años quien murió a los 40 años de edad de cancer.. El dia del funeral del padre Jose en todas las calles de acceso al cementerio estaban sus camiones que no cesaban de tocar sus sirenas a medida que iba pasando la carroza del padre Joe. Sus amigos o colegas mejor dicho de la Congregacion Santa Cruz tambien estaban allí. amen de otras autoridades eclesiasticas y cientos y cientos de personas. El padre Richard Warner (estuvo en Chile) en Province Indiana hizo la predica en una misa a su nombre. El curita Joseph trabajó hasta el final en su hogar.Fue rogado por su congregacion,sus amigos, su hogar y las personas cercanas, hasta la demencia, en que dejase el hogar y volviese a Canadá para atender su condicion. Pero no quiso. Esperó el final en su pieza y su cama.. un poco solo por ordenes medicas dicen… no se le permitió siquiera usar un celular. Cuando murió se escucho a alguien decir … ” Bueno…. Obtuvo lo que quizo.” .. y no hizo mucha gracia a los presentes en su funeral pero así fué en realidad.. Así lo quizo. No sé si el padre Joseph alcanzó a usar una insignia nueva que usan los sacerdotes de la holy cross que es una ancla y una cruz. Hizo honor a esa insignia sin duda en todo caso, pues creo son solo tres Extranjeros CSC que estan enterrados en Chile.(por lo del ancla) y lo de la cruz por el sufrimiento de tan magna obra. Esa obra no se realizó sin desgarrar vida y alma.(me refiero al sufrimiento) Pero me han dicho que el verdadero significado de esa insignia es otro. Me quedo con el significado evidente. Con su muerte su obra fué terminada. Hoy con una nueva directiva , liderada por el padre Donald Fetters CSC ; Este está a cargo del Hogar. Todas las cosas del cura Doherty fueron vendidas incluyendo los camiones mas propiedades y lo ultimo personal fué vendido hace poco en un remate. Los niños re distribuidos a casas aisladas y repartidas Hoy Toda la obra del padre Joseph está acabada. No queda nada en contenido forma ni fondo, solo queda el Hogar donde penan las animas y una faccion es llevada cabo por ” El Hogar” (del holy cross) con sustentacion del SENAME no hay internos en el hogar. Pero el tiempo pasa y ese lugar es probable que desaparezca. Quien sabe? Se hará entonces la voluntad de la divina providencia como dice el padre Joseph?. Las baterias del camion no daban para mantener las guirnaldas encendidas por lo que se consiguió un generador portatil y con este implemento funcionaba de maravillas. Luego el día antes fué el padre a probar las guirnaldas por su cuenta y enchufandolas mal las quemó todas…. Luego le pide a su asistente que vea el problema poque al parecer una persona intrusa y maldadosa ha quemado las guirnaldas y que no trate de buscar a esa persona porque esta se ha arrancado……Se recuerda tambien a proposito de navidad que en una epoca que no existian los trenes electricos de juguete en CHILE pues el, tenia los mas maravillosos trenes electricos instalados en el patio del Hogar. pues se los conseguía de donaciones en USA. Allí jugaba con los niños y los trenes. El padre siempre hacía muchos …muchos regalos….enviaba a su gente a repartir a distintas direcciones ( toda gente pobrísima de Talagante) estos regalos eran para ser entregados en forma absolutamente anonima (se preocupaba para efectivamente asegurarse que así fuera).. La gente beneficiada nunca supo de donde ni quien le hacia estos regalos. Los regalos consistian en comida , herramientas, ropa, juguetes y segun he oido … tambien dinero.. Los niños del hogar se caracterizaban por usar las mas lindas zapatillas tipo nike y las mas lindas parkas en un momento cuando en CHILE aun no existian… Su asistente.. cuenta…En cualquier momento llegaba el cura con un niño recogido en su camioneta. Daba cuenta a carabineros y lo ingresaba al hogar…

A continuacion Relato por el Sr Jose S. Leiva Rojas. Fue Profesor escuela de Talagante Esc º 1 , Miembro de la Cruz Roja, miembro del Honorable cuerpo de Bomberos de Talagante, y fundador de la radio de Talacanta. Residente de Talagante por mas de treinta años.

EL HOGAR DE NIÑOS SAN JOSE POR QUE EXISTE COMO ES COMO SE MANTIENE UN POCO DE HISTORIA TALAGANTE 1979 EXORDIO La modestia de un hombre había impedido que se conociera su gran obra. Hoy hemos vencido en parte su resistencia: resistencia tantas veces sometida a prueba cual viejo roble de nuestra tierra que resiste los huracanados vientos del sur. Y hablaremos de “ Su obra”, pues inició y echó a caminar una empresa que quizás ni el mismo soñó alcanzaría la extensión que hoy ha tomado. Heriremos involuntariamente su modestia, su espíritu inquebrantable de servicio a la niñez desamparada, su formación cristiana y humanista Su obra tiene un nombre: HOGAR DE NIÑOS SAN JOSE. Su fundador: P JOSE DOHERTY, C.S.C. Queremos hacer coincidir esta moderada relación del Hogar San Jose con el año Internacional del Niño, ya que esta institución está destinada a prestar protección a la infancia desvalida, del niño que nada tiene y que aquí recibe lo que mas falta le hace: amor y dedicación. Pretendemos dar a conocer el Hogar entre nuestros amigos, entre personas que cerca o distante recuerdan que en nuestro pueblo existe un sacerdote que ha entregado espíritu y materia, y con ello está brindando un ejemplo digno de ser imitado por tanta gente que teniéndolo todo no entregan nada. No aspiramos impactar, sino que simplemente decir QUE estamos haciendo, para que, con la mano en el corazón, repitamos los versos de la Divina Gabriela: “ Piececitos de niño, azulosos de frío, ¡ Cómo os ven y no os cubren, Dios mío! PORQUE EXISTE EL HOGAR SAN JOSÉ ? Conocer a un sacerdote que ama a los niños no es novedad. Es el representante en la tierra del cristo que es amor, que es bondad, que es entrega total. Pero encontrar un cura que hace de los niños la razón de su existencia, no es común. Ese es el caso del fundador, Presidente y Director del Hogar de Niños San José de Talagante. Su Nombre, Joseph Doherty Cummins., sacerdote de la Orden de la Santa Cruz, avecindado por mas de treinta años en nuestro país. Poco tiempo después de haberse ordenado, su Orden lo envió a Chile a cumplir la tarea sacerdotal de apostolado de la Iglesia. Por algún tiempo desempeñose además como profesor en el Colegio Saint George , de Santiago, lugar en donde , a petición del Arzobispado, fue designado Párroco de una iglesia cuyos feligreses eran gente modesta, mas bien de extrema pobreza la mayoría de ellos. Es la parroquia de San Roque, en los Guindos, casi a los pies de los faldeos cordilleranos. Las condiciones paupérrimas en que vivían numerosas familias del sector impactó a este joven cura, especialmente los niños que sus padres, involuntariamente debían dejar abandonados durante el día, mientras salina en busca del pan diario para el hogar. Conocemos por muchos años a este sacerdote y con el hemos sostenido largas conversaciones, fruto de las cuales trataremos de compendiar algunos de sus pensamientos que son la base y la razón de ser de esta magnifica obra de protección a la infancia. Para el P. Doherty el hogar San José tiene su fundamento en una concepto de elevados principios cristianos, por una parte, y por otra, en una necesidad. Para el prima el principio del deber social y cristiano de cada persona de compartir lo que tiene con los que tienen menos y, según él, “ no hay nadie que tenga menos que el niño desamparado” Igualmente sostiene la necesidad y el derecho que a cada persona le asiste para que se le permita desarrollar su capacidad y su talento: Ahora, si esta persona aprovecha o derrocha sus condiciones, es cosa de él. Sobre el particular, el padre recuerda la sentencia del refrán: 2 Se puede llevar a un caballo al agua, pero no se le puede obligar a tomarla”. Impactado por la pobreza de la gente con que se encontraba en su constante y diario quehacer de cura un poco de pueblo, el Padre recuerda los que con mucha sabiduría le decía otro sacerdote de mayor experiencia en Chile. “ Ud. va a encontrar en Chile gente muy agradable, posiblemente la mas simpática de América latina, pero también va a encontrar muchas palabras y pocos hechos”. Fue conociendo a la gente y con ello compartiendo la opinión de su colega sacerdote, se fue acomodando a estas características, pero no así a la ultimas de las señaladas, que contrasta absolutamente con el padre José. El prefiere los hechos y las palabras solo cuando son muy necesarias. Por eso dice que en el hogar hay muchas palabras “ Quizás mas de lo necesario- dice sentenciosamente- pero también encontramos hechos concretos que se pueden palpar, “ Con todos su s defectos, con todas sus arrugas”, pero los hechos existen. El Hogar San José está cumpliendo un deber social, pero el trabajo que en el se desarrolla se cumple con un sector de la población que no deriva, precisamente, de los grupos mas favorecidos. A esta institución llegan niños huérfanos o abandonados por sus padres, siendo los efectos en estos últimos. Al decir del padre Doherty, un padre o madre que abandona a sus hijos le falta algo, y este “algo” que a ellos les falta puede ser transmitido, y en la practica ocurre por herencia psico- social a sus abandonados descendientes. Y no hay dudas que el hogar recibe numerosos niños que arrastran taras de desequilibrio emocional heredadas de sus progenitores, lo cual redunda e menoscaba su comportamiento social trayendo con ello una incomprensión de sus deberes para consigo mismo y para la sociedad a la cual pertenecen. No obstante esta cruda pero real apreciación, el Hogar sigue su marcha, pues de tantos que llegan, algunos, mas tarde, se convierten en ciudadanos de valer para ellos y para la comunidad, en hombres y mujeres honrados, trabajadores y positivo para Chile. Con la premisa de salvar a uno siquiera, la institución está plenamente justificada. Sabemos de muchos casos, de muchos niños de ayer, que hoy, convertidos en hombres, se encuentra sirviendo honradamente en varios puntos del país. A veces vuelven al lar materno, sin cuyo alero protector no habrían logrado nunca ser lo que hoy son. Hay que conocer al P. Doherty para darse cuenta de la emoción invisible que le embarga cuando sus niños vuelven. Podrá decirse que el hogar es imperfecto. Quien no lo es. Pero con todas sus imperfecciones sigue dando lo que una gran mayoría de niños chilenos no recibe. Justifica la existencia del Hogar, por otra parte, ese pensamiento tan propio del Padre con respecto a Chile: “ este es un país en el cual existen grandes oportunidades para la persona que tiene perseverancia, capacidad y amor al trabajo. Esta persona tiene asegurado el éxito”. Y Agrégale padre: “ Cuantas personas han llegado a Chile con las manos vacías, pero con la cabeza llena de determinaciones de hacer algo y lo han hecho. Y no se crea que solamente para los que vienen desde afuera. Cuantos Chilenos de escasos recursos ha alcanzado la perfección a costa de grandes sacrificios y hoy gozan de situación económica bastante satisfactoria”. Esta es la realidad y por la cual lucha el hogar, para dar oportunidad al desposeído, el que mas tarde, si se aprovecha, logrará convertirse en un hombre de bien. Lo que medianamente o en forma inconclusa le entregó el hogar le va a permitir no estar precisamente “ bariendo la calle” Por eso existe el Hogar de Niños San José. ¿COMO ES EL HOGAR? ¡ Como es su hogar? Así es el nuestro, un poquito mas grande. Hijos de todas las edades, desde meses, hasta mayores de edad. Los mas egresan; sin embargo algunos se quedan. Es su casa, la que sin verlos nacer, les vio crecer y formarse. Dentro del Hogar de Niños San José todo se magnífica y se pluraliza: Dormitorios, patios de juego, entretenciones, útiles escolares, rabias, llamadas de atención, horas de estudio, etc. Y no podría entenderse de otra manera. La familia está un poco crecida. Estas características obligan a mantener una disciplina orientada a dar una formación integral a los componentes del grupo familiar, disciplina que se traduce en horarios programados para cada deber que cumplir: levantada bastante temprano, comidas, entretenciones, horas de estudio, aseo de la casa, reposo, etc. De este trabajo están encargados tías, y tios que , a través de conductas que son básicas para una buena y armonios convivencia, hacen funcionar al grupo familiar para que así cada niño aprenda a ordenar su vida y en esta forma obtener hombres y mujeres de provecho para la sociedad, evitando o tratando de evitar de esta forma que el ocio los lleve al terreno no deseado de la vagancia o la irresponsabilidad. Los niños en edad escolar asisten regularmente a la escuela, y al finalizar el año normalmente las vacaciones las pasan en casa y en otros lugares de esparcimiento; campo o playa. Conocidas son por nuestros niños, por ejemplo, las playas de : Coquimbo, casi todo el litoral central, Viñas del Mar, Valparaíso, Quintero. Concepción, Corone e, Lota, Arauco, Cañete, etc. Fiestas en casa como en la suya: cumpleaños, fiestas Patrias, Navidad, años nuevo y, como si esto fuera poco hasta celebración del matrimonio de una “ Hija” que enamorada de un vecino , pidió permiso para contraer el sagrado vínculo, bendecido por Papá Doherty y festejado por toda la familia Josefina y amigos de la casa. La formación moral y religiosa que se da en forma permanente culmina cada año para los mas pequeños con la primera Comunión, sacramento que es recibido en la capilla que para tales efectos tenemos en nuestra casa, la cual cuenta, como es de suponer , con cura propio. Una obra silenciosa al servicio del niño chileno, que con su práctica hace propio el espíritu de la declaración de los derechos del niño_ “ LA HUMANIDAD DEBE AL NIÑO LO MEJOR QUE PUEDA DARLE” Así es el Hogar de Niños San José. COMO SE MANTIENE EL HOGAR SAN JOSE Par cualquier jefe de hogar es conocido el problema económico que significa sostener una familia de tres, cuatro, cinco personas, no importa la cantidad. Pero si importa cuanto representa mantener, vestir, y dar educación a una familia con mas de ciento veinte hijos. Es cosa de multiplicar. Pero, como se hace. No por milagro, desgraciadamente. Aquí también hay un padre de familia que se diferencia del resto de los papas en que su trabajo también debe multiplicarse. Porque nuestros niños comen, se visten, van a la escuela, asisten a fiestas y regularmente, una vez al año les agrada tostarse la piel en una bien asoleada playa. Aquí es donde aparece la figura inigualable de un “ cura camionero”. Un muy bien puesto y respetado mote. Es la otra cara del Hogar, esa en la cual no aparecen los niños en escena, pero que son la esencia y razón de su existencia. Con el esfuerzo personal y perseverancia del Padre Doherty y la colaboración de una empresa norteamericana, La MACK TRUCKS inc. Y muy especialmente de su ex presidente Mr Zenon Hansen, que bien ha comprendido la labor que se desarrolla en beneficio de un grupo de niños chilenos, se ha ido formando una flotilla de camiones que recorren día y noche los caminos de Chile, trayendo a su regreso el pan diario y la alegría que necesita la numerosa familia. El transporte es escaso. Se realizan alguno esfuerzos para conseguir los fletes necesarios. Se ofrecen, concretamente, garantías de alta responsabilidad que otras empresas podría lograr si dispusieran de la organización técnico – administrativa que dispone la nuestra. Se entablan conversaciones con la Corporación de Cobre, división El Teniente, hasta que esta velando por sus intereses dispone de un un buen porcentaje de sus fletes para el traslado del petróleo que El Teniente requiere para el mineral. Igualmente otras fiemas comerciales como LIPIGAS , por ejemplo que ne igualdad de condiciones se seriedad y responsabilidad, optan por los servicios que ofrece el hogar, Todo esto es logrado una vez que el cura camionero ha conseguido comprobar objetivamente la eficacia de la empresa Hogar de Niños San José. Aun Mas. Lo de los camiones da para mucho, pero no para todo. Ahí esta otra vez la figura del sacerdote empresario y transportista. Hace algunos años se trasladaba a los EE UU donde recorría kilómetros y kilómetros buscando y juntando “ cositas” para sus chiquillos. Las recogía de cuanta apersona altruista quisiera entregarlas. Empaca, marca y embarca personalmente los regalos que hacían los tíos del norte para esos sobrinos del extremo sur del continente Hoy lo sigue haciendo, pero ya no con el empuje de hace algunos años. No en vano el calendario se va deshojando al paso del reloj de los tiempos. Siguen sus viajes al norte, pero ahora se aprovecha el producto que dejan los fletes para realizar inversiones directas en la adquisición de elementos para los niños que en anteriores oportunidades nos eran regaladas. Este abrumador trabajo de manutención es compartido por un selecto grupo de hombres, que ya sea desde el taller o desde la no muy cómoda posición de chofer esta sirviendo a la causa de un niño, que podría ser el suyo. Es un esfuerzo que significa un trabajo que como dice el padre “ dura veinticinco horas al día y ocho días a la semana” Así se mantiene el Hogar de Niños San José. UN POCO DE HISTORIA Como transcurren los años. Lejano ya aquel invierno de 1952 en el cual hacia su aparición un joven sacerdote canadiense por cuyas venas corría el vigor de sangre irlandesa heredada de sus antepasados. La misma sangre que hoy le hace palpitar con fuerza su corazón cada vez que se ve impelido para dar una batalla, otra mas de las que viene sosteniendo desde 1949 cuando le nombraron Parroca de San Roque, en los Guindos. Ese sacerdote se llama Jose Doherty C. Cumplía con el apostolado de sacerdote, conocía la jurisdicción a su cargo y sus feligreses, y cada día se iba adentrando mas en la forma de vida de la gente, gente pobre por excelencia. Por allá por Junio de 1952 aparece una escena conmovedora ante los ojos del padre. Dos mellizos de corta edad que luchaban inocentemente por sobrevivir con lo que escasamente pudiera llevar su madre, modesta mujer de pueblo que sale diariamente a lavar ropa, ya que su esposo y padre de sus pequeños hijos les había abandonado. Esto impacta poderosamente la sensibilidad del sacerdote quien busca denodadamente algún lugar donde cobijar a esta tiernas y miserables criaturas. No encontrando lugar alguna ( no era común encontrar salas cunas) , ánimos y en un acción audaz lanzó la idea atrevida de dar forma a una sala cuna bajo el alero protector de la parroquia. De la palabra a la acción, cosa de horas. Se habilita una no muy confortable dependencia y comenzó a funciona la que por aquel entonces se constituyera en la primera sal cuan del sector de San Roque, con un escasa capacidad de albergue para sus tres primero clientes, entre los cuales, como es de suponer, se encontraban los mellizo de nuestro relato. Esta sala cuna nació entonces con la idea de dar protección a pequeños niños que vagaban por las calles mientras sus padres salían a trabajar. Esto es lo que podríamos llamar como el origen del Hogar San José.. La primera cruzada duró aproximadamente unos ocho años, tiempo durante el cual la sala cuna había crecido en capacidad y en clientes. Cuarenta y cinco niños en total, nueve de los cuales ya no eran tan pequeños ni tenían padres. O rean huérfanos o simplemente abandonados. Por razones muy especiales el P. Doherty fue trasladado de San Roque, y el párroco que le sucedió no participaba de la idea de que fuera la parroquia sostenedora de una sala cuna ni menos albergar niños en situación irregular. Estuvo a punto de disponer su traslado a la casa Nacional del niño. La batalla se estaba dando y recién comenzaba la parte difícil. El padre no estaba solo. Latían y vibraban junto a el dos mujeres sencillas, colaboradoras de la parroquia, las cuales sin ser técnicas en la formación de niños, llevan en si un tierno y sensible corazón de madre: Alicia Briones y Maria Villenas. Ellas, en estas trágicas circunstancias, enarbolaron banderas y cual heroínas arrancadas de las mas bellas paginas de nuestra historia patria, fueron el paso decisivo para constituir lo que hoy conocemos como el Hogar de Niños San José de Talagante en el año 1960. Consiguieron una sala de clases en la Escuela San Francisco de las Condes y con esos nueve niños huérfanos o abandonados , que habían crecido en la sala cuna pegados al regazo materno de Alicia y Maria, partieron hasta el nuevo lugar en el mes de Febrero de 1960. Pasaron unos cuatro meses. La casa Nacional de Niño, a través del Dr Alberto Pulido, se hizo eco de las necesidades apremiantes por las cuales estaba pasando este grupo familiar tan especial y se ordenó la entrega de una “mesada” para paliar en parte las necesidades mas urgentes. Pero que hacia José Doherty mientras tanto. Se le había ordenado volver al colegio Saint George para que continuara con su antigua condición de profesor. Las clases y sus demas deberes aun le dejaban algunos minutos libres que el aprovechaba muy bien para continuar la ulva por salir adelante con sus ambiciosos pero justos propósitos. Buscó casa por uno y otro lado y nadie le quería recibir con una tan numerosa prole. Hasta que después de algunos ruegos logró arrendar lo que hoy se conoce como la casa de piedra de Talagante. Quedará claro entonces, que el Hogar San José adquirió su condición de hogar para niños huérfanos o abandonados en febrero de 1960 Con intervención del cura párroco de Talagante, Pbro. Joaquin Larrain Errazuriz, de de gratos recuerdos en la zona, el padre Doherty consiguió primero en arriendo y posteriormente la venta del predio donde hoy viven y disfrutan alegremente mas de ciento veinte niños de ambos sexos. A esa altura del tiempo del Hogar ya disponía de algunos bienes adquiridos por una parte con los medios económicos que el padre había heredado de sus propios padres: el predio , tres camiones y algunas especies que permitían la mantención de treinta y cinco niños que se aferraban al cuidado de sus tías. Entre Agosto de 1961 y mayo de 1963 un verdadero terremoto sacudía las bases mas profundas de la obra. Aparecen serios obstáculos para la marcha del hogar. Por disposición superior, el padre debe partir involuntariamente en “exilio” a los Estado Unidos, país en el cual, frente a sus superiores jerárquicos, defendió su posición para sequir prestando protección a la infancia lo que para el constituia lo mas sagrado de su apostolado, hasta que logra su reivindicación y autorización para regresar a chile y continuar la obra comenzada. Pero que pasa durante la ausencia del padre con las tías y sobrinos: Se agiganta la figura hoy lejana de la señorita Alicia Briones Yévenes ( Q:E:P:D) Ante la emergencia derrocha todas su energías vitales, y la marcha del hogar no se detiene. Hace trabajar sus camiones, paga deudas, reúne alimentos, amasa pan por las noches, y en sus escasos ratos libres zurce, lava y plancha ropa de sus pequeños “hijos”. Periodo triste de esfuerzos y sin exagerar de sangre sudor y lagrimas. Había mucho por hacer, pero también existía un noble y levado espíritu de sacrificio por servir desinteresadamente la causa del hogar. Solo los que vivieron esa época amarga podrían narrar cuentas peripecias tuvieron que salvar para seguir adelante. No cabe duda que la fe de tía Alicia consiguió que dios tendiera su mano protectora sobre el hogar. El “exiliado” daba su lucha a miles de kilómetros de distancia. Se defendía, cumplía su labor sacerdotal y se daba tiempo para formar algo así como comités integrados por damas norteamericanas que juntaban aportes para sus desconocidos lejanos y desamparados sobrinos espacialmente ropa que el padre se encargaba de hacer llegar a Talagante. Así pasaron casi dos años de angustias. Pero las bases echadas en el hogar por su fundador eran sólidas y resistieron incólumes todos los embates. Por fin regresa el padre del norte y nuevamente la semilla comienza a germinar con mayores bríos. El hogar crece en cantidad y calidad. Se refuerza la modesta dotación de camiones con otros mas nuevos y hasta un microbús llega después de ser salvado, reparado y adquirido por el padre en un cementerio de chatarra. Es el mimo microbús que aun hoy permite que los niños disfruten de algunos paseos. Los niños de ayer crecían y llegaba el momento de la edad escolar y la necesidad de llevarlos por primera vez a la escuela: Los hombres a la escuela parroquial y las niñas a la escuela de las madres adoratrices. Las necesidades se van haciendo cada vez mayores. Los niños crecen, yante la ley evolutiva de la vida no nos podemos oponer. Los más capaces deben seguir sus estudios. Y así han pasado muchos de nuestros niños por otras escuelas. Liceo de Talagante, Escuela industrial de Mellipilla, Colegio Sagrado Corazón, y hoy tenemos uno que esta dando resultados bastante buenos en la universidad de Concepción. Impactados algunos padres de estos niños, e influidos por la consciencia que de repente toca su corazón, vienen al Hogar para ve su hijos. El amor paternal aflora a veces con tal fuerza que el hogar, después de los estudios de cada caso devuelve algunos de esto niños a sus legítimos padres. Los que se quedan siguen creciendo, y siempre al cuidado solicito del personal que para tal efecto dispone el Hogar. Y como no mencionarlos: Tias Fresia, Olivia, Mercedes, Ana, Isabel, tío Juan y otros. Muchos también han pasado algunas temporadas con nosotros y siempre han dejado el grato recuerdo de su entrega para con los niños- ¿ Y que hay para el futuro? Como Ud podria apreciarlo si visita el Hogar, tenemos nuevas dependencias que auguran una mayor y mejor atención para los doscientos niños a los cuales pretende llegar el Hogar. Existen los medios materiales. Fuerza y vigor también existen: El padre no está solo. Hay con el un grupo de hombres bien intencionados que están dando su cuota de esfuerzo y apoyo, y entre ellos destacan don Joaquin Nash, encargado del la parte legal de la institución, don Francisco Leyan, quien asesora muy acertadamente al padre en los suntos económico-financieros, don Hernan Cornejo, don Alejandro Angelloni, don Eduardo Correo, don Omar Saavedra, don Rafael Calderon y otros. Ellos junto al padre , tienen la misión de continuar con el hogar, porque las necesidades son cada día mayores. Mas Tarde la Divina providencia sera la encargada de fijar los rumbos que seguirá esta gran obra ya comenzada y en marcha a todo vapor. Confiamos en la ayuda de Dios y el la fe de los hombres que a través de esta noble y desinteresada causa ven cristalizados los mejores anhelos del espíritu humanista y cristiano que caracteriza al hogar. Creemos que vamos bien, pisando terreno concreto y con objetivos bien definidos La obra de Padre Doherty aparece demasiado modesta, porque así el lo ha querido: sin embargo su prestigio ha alcanzado a ser conocido por las autoridades de nivel nacional, lo cual ha permitido entre otras cosas que el haya sido distinguido con la medalla Bernardo O´Higgins, en su grado máximo, por orden del presidente de la republica en el año 1966. Aparte de esto son múltiples los diplomas y notas de agradecimientos y reconocimientos a su labor que el padre ha recibido de otras instituciones como Cruz Roja, Cuerpo de Bomberos, Secretaría Nacional de la Juventud , e Confiamos en esta tarea de divulgación del quehacer domestico de la casa haya logrado los objetivos que perseguimos: Mostrar el hogar tal como ha sido y es, y contarlo a Ud. entre nuestros mejores amigos. Muchas Gracias. (estos dos ultimos parrafos son escritos y es la palabra del padre Joseph.) Jose ” PEPE “Leiva. 1979

FUENTE : Sitio hecho por Richard Greswell

http://www.maquinaria.cl/doherty.htm

Prefacio: El cura Joseph Doherty de origen canadiense vino a Chile con la congregacion Santa Cruz el año 1943. Comenzó haciendo clase de ingles en el colegio Saint George de la congregacion. A poco andar y por iniciativa absolutamente personal y contraviniendo indicaciones superiores estableció una guardería de niños en la comuna de peñalolen en la pobrísima iglesia que el mismo construyó y fundó.

(San Roque) Despues formó el Hogar de niños San Jose en la comuna de Talagante. Para solventar los gastos del hogar el sacerdote comenzó una empresa de camiones y a la hora de su muerte en el año 1998 ( 54 años despues) dejó el hogar plenamente equipado atendiendo a mas de 220 internos aprox , mas otras propiedades de alto valor y mas de 40 camiones Mack equipados con estanques para transporte de carga peligrosa (Acido sulfurico, petroleo etc… ) El sacerdote dos años antes de su muerte , a los 82 y después de un infarto; vive una vez mas la oposicion de su congregacion y la angustiante desesperacion esta vez, pues estudia como hacer continuar su obra .

Se le ordena abandonar el hogar y volver a Canadá a sus familiares bajo amenaza de sanciones canonicas , pero el se rebela. Entonces a traves de la acción de la justicia , solicitado por su superioridad ; LA CONGREGACION SANTA CRUZ , el sacerdote es despojado del cargo de presidente del directorio del Hogar y otro directorio es instaurado, comienzan los cambios; pero aun así no abandona su hogar de niños en Talagante. Allí en medio de la tristeza espera . Entonces el tiempo y el destino cobran su ultima hora. ..y su obra luego se derrumba cual castillo de naipes. Hoy en el Hogar solo quedan fantasmas, arañas y piezas vacias. El padre llegó a atender a mas de 200 niños. Los vistió les dió un hogar, y los mandó al colegio. En el hogar había una sala de estudio pero no era colegio.Lo que este sacerdote hizo para estos niños , fué algo de lujo que no tiene ni creo tendrá precedentes en la historia de CHILE. El pagó por mantenerlos, que es inmensamente superior y opuesto a lo que las instituciones hacen que es cobrar por brindar un servicio. Que habrá pasado por la mente de uno de los niños de esta foto al ver magnos camiones y saber que eran suyos.. Que eran de su hogar…? Don Joseph se fué a las poblaciones no a hacer a la gente pobre a rezar sino iba y ayudaba a las personas a salir de sus problemas y sentia compasion por ellas. el dijo: “NADA TIENE MENOS QUE UN NIÑO ABANDONADO”…Cuando dos madres le regalaron a la fuerza sus hijos para que el padre los cuidase; así nacio el Hogar San Jose. El no recurrió mucho a la caridad aunque se dice que intimidó a doctores y empresarios a dar ayuda. Con el tiempo uso otros métodos que fueron el trabajar para ganar el sustento;… para mantener y criar sus niños .. En el año 1966 el gobierno Chileno le dió la mas alta condecoracion a un civil extranjero por servicios a la patria que fué la medalla de Bernardo O´Higgins y en el año 1983 el Gobierno canadiense le otorgó la medalla de la orden Canadiense por reconocimento a su labor en las poblaciones Chilenas consideradas las mas peliagudas conocidas en el mundo occidental a la fecha. El cura Joe como le decian sus amigos de la congregacion tenia vaya un caracter y fuertes razgos de autosuficiencia y no le entraba en su mente el andar pidiendo al gobierno ni a la caridad para obtener medios para su obra. No se si recibió algo de Chile para su hogar aparte de criticas y problemas. Por fundar la compañia de camiones. Partió consiguiéndose un camión para hacer fletes. Al cabo de algunos años tendría un moderno garaje de mantención de sus camiones.. que no eran pocos…llegó a tener mas de cuarenta camiones mas una propiedad en calle Los Cisnes y otra en Callejon los Pavos. Comuna de Cerrillos. Sus camiones eran marca MACK además y todos equipados nada menos que para carga peligrosa.. Se le conocieron en todo Chile como los camiones del curita. Prestaba servicios a las mineras incluyendo CODELCO, ENAP , Disputada etc… No siempre se ganaba los contratos. Todos decian que era competencia desleal… y no fué asi. Otros no sabrían ni podrian continuar su empresa… Se iría el alma, el espiritu, el sustento, el calor y el amor de una familia. Se iria el papá de una familia.y cual ejemplo cuando un padre se vá, este es irreemplazable. El padre Doherty se fué habiendo dado duras batallas toda su vida y dejando este ejemplo de 40 años a su niños y observadores. Un espiritu de lucha. Muchas de las personas que pasaron por el hogar van a poner flores a su tumba en Talagante que es el día 19 De Marzo para el día de San Jose. Ese día el devoto del padre y de su obra podrá ver muchas flores y personas en su tumba. Hasta llegó un bus para llevar a sus niños a veranear. a La Serena, Quintero , Valparaiso , El sur etc.. Don Joseph ( La fundacion de beneficencia Hogar de niños San Jose) compró y pago todos esos camiones y producto de las utilidades mantenía sus niños . Esto le valió problemas como cualquier podrá apreciar. Tanto en la competencia como en su congregación y obviamente no faltaría quienes mirasen con malos ojos lo que hacía. Sus superiores intentaron poner fin a su esfuerzo en reiteradas ocasiones. Fue llamado a Los EE UU a dar cuenta de lo que hacia. Estuvo dos años allá peleando su obra…. Vinieron tiempos malos hacia el hogar se pagaban cuentas, se amasaba de noche, se surcía la ropa, entraba poca plata…. Fue reivindicado por sus superiores y volvió a su hogar y lo volvió a levantar con los aportes que consiguió en los EE UU… El curita Doherty creo ha sido el unico cura en CHILE que abrió un giro comercial para poder facturar…raro en una intitucion de corte religioso y de beneficencia pues ellos estan excentos de pagos de impuestos. No obstante el cura Joseph pagaba impuestos.

El padre Joseph tuvo una vida dura y de esfuerzo.. no conoció otra cosa… Para muchos se diga lo que se diga el será siempre un notable ejemplo a dejar con la boca abierta y para verguenza tambien de muchos habiendo sido este precedente dado por una persona extranjera… y cura ademas….Su obra culmina con cientos de ñiños acogidos y criados, cuarenta años de una magna obra altruista y mas de cuarenta camiones semi trailer (con acoplado) MACK y un monton de propiedades de alto valor cio en Holmesville New Brunswick Canada el 23 de Mayo de 1913 de William y Helena Cummins y murió en Talagante a los 84 años de edad al sufrir un ataque al corazon despues de 57 años como sacerdote. Meses antes había estado tratandose de recuperar de un bajon de salud. Su ultimo año lo pasó en cama pues siempre habia sufrido de una condicion cardiaca. Igual se levantaba para recibir a quien fuese a verlo. Se ordenó de sacerdote en Junio 12, 1941 in St. John’s, New Brunswick . Sus restos fueron depositados en un mauseleo que el mismo hizo construir en el cementerio de Talagante que queda pasado la plaza justo pasado la linea del tren a la Izquierda. Hay allí en su tumba flores y ramos florales todos los días. En el Mausoleo Tambien descanzan los restos de la tía Alicia que fue su secretaria y colaboradora por 18 años quien murió a los 40 años de edad de cancer.. El dia del funeral del padre Jose en todas las calles de acceso al cementerio estaban sus camiones que no cesaban de tocar sus sirenas a medida que iba pasando la carroza del padre Joe. Sus amigos o colegas mejor dicho de la Congregacion Santa Cruz tambien estaban allí. amen de otras autoridades eclesiasticas y cientos y cientos de personas. El padre Richard Warner (estuvo en Chile) en Province Indiana hizo la predica en una misa a su nombre. El curita Joseph trabajó hasta el final en su hogar.Fue rogado por su congregacion,sus amigos, su hogar y las personas cercanas, hasta la demencia, en que dejase el hogar y volviese a Canadá para atender su condicion. Pero no quiso. Esperó el final en su pieza y su cama.. un poco solo por ordenes medicas dicen… no se le permitió siquiera usar un celular. Cuando murió se escucho a alguien decir … ” Bueno…. Obtuvo lo que quizo.” .. y no hizo mucha gracia a los presentes en su funeral pero así fué en realidad.. Así lo quizo. No sé si el padre Joseph alcanzó a usar una insignia nueva que usan los sacerdotes de la holy cross que es una ancla y una cruz. Hizo honor a esa insignia sin duda en todo caso, pues creo son solo tres Extranjeros CSC que estan enterrados en Chile.(por lo del ancla) y lo de la cruz por el sufrimiento de tan magna obra. Esa obra no se realizó sin desgarrar vida y alma.(me refiero al sufrimiento) Pero me han dicho que el verdadero significado de esa insignia es otro. Me quedo con el significado evidente. Con su muerte su obra fué terminada. Hoy con una nueva directiva , liderada por el padre Donald Fetters CSC ; Este está a cargo del Hogar. Todas las cosas del cura Doherty fueron vendidas incluyendo los camiones mas propiedades y lo ultimo personal fué vendido hace poco en un remate. Los niños re distribuidos a casas aisladas y repartidas Hoy Toda la obra del padre Joseph está acabada. No queda nada en contenido forma ni fondo, solo queda el Hogar donde penan las animas y una faccion es llevada cabo por ” El Hogar” (del holy cross) con sustentacion del SENAME no hay internos en el hogar. Pero el tiempo pasa y ese lugar es probable que desaparezca. Quien sabe? Se hará entonces la voluntad de la divina providencia como dice el padre Joseph?. Las baterias del camion no daban para mantener las guirnaldas encendidas por lo que se consiguió un generador portatil y con este implemento funcionaba de maravillas. Luego el día antes fué el padre a probar las guirnaldas por su cuenta y enchufandolas mal las quemó todas…. Luego le pide a su asistente que vea el problema poque al parecer una persona intrusa y maldadosa ha quemado las guirnaldas y que no trate de buscar a esa persona porque esta se ha arrancado……Se recuerda tambien a proposito de navidad que en una epoca que no existian los trenes electricos de juguete en CHILE pues el, tenia los mas maravillosos trenes electricos instalados en el patio del Hogar. pues se los conseguía de donaciones en USA. Allí jugaba con los niños y los trenes. El padre siempre hacía muchos …muchos regalos….enviaba a su gente a repartir a distintas direcciones ( toda gente pobrísima de Talagante) estos regalos eran para ser entregados en forma absolutamente anonima (se preocupaba para efectivamente asegurarse que así fuera).. La gente beneficiada nunca supo de donde ni quien le hacia estos regalos. Los regalos consistian en comida , herramientas, ropa, juguetes y segun he oido … tambien dinero.. Los niños del hogar se caracterizaban por usar las mas lindas zapatillas tipo nike y las mas lindas parkas en un momento cuando en CHILE aun no existian… Su asistente.. cuenta…En cualquier momento llegaba el cura con un niño recogido en su camioneta. Daba cuenta a carabineros y lo ingresaba al hogar…

A continuacion Relato por el Sr Jose S. Leiva Rojas. Fue Profesor escuela de Talagante Esc º 1 , Miembro de la Cruz Roja, miembro del Honorable cuerpo de Bomberos de Talagante, y fundador de la radio de Talacanta. Residente de Talagante por mas de treinta años.

EL HOGAR DE NIÑOS SAN JOSE POR QUE EXISTE COMO ES COMO SE MANTIENE UN POCO DE HISTORIA TALAGANTE 1979 EXORDIO La modestia de un hombre había impedido que se conociera su gran obra. Hoy hemos vencido en parte su resistencia: resistencia tantas veces sometida a prueba cual viejo roble de nuestra tierra que resiste los huracanados vientos del sur. Y hablaremos de “ Su obra”, pues inició y echó a caminar una empresa que quizás ni el mismo soñó alcanzaría la extensión que hoy ha tomado. Heriremos involuntariamente su modestia, su espíritu inquebrantable de servicio a la niñez desamparada, su formación cristiana y humanista Su obra tiene un nombre: HOGAR DE NIÑOS SAN JOSE. Su fundador: P JOSE DOHERTY, C.S.C. Queremos hacer coincidir esta moderada relación del Hogar San Jose con el año Internacional del Niño, ya que esta institución está destinada a prestar protección a la infancia desvalida, del niño que nada tiene y que aquí recibe lo que mas falta le hace: amor y dedicación. Pretendemos dar a conocer el Hogar entre nuestros amigos, entre personas que cerca o distante recuerdan que en nuestro pueblo existe un sacerdote que ha entregado espíritu y materia, y con ello está brindando un ejemplo digno de ser imitado por tanta gente que teniéndolo todo no entregan nada. No aspiramos impactar, sino que simplemente decir QUE estamos haciendo, para que, con la mano en el corazón, repitamos los versos de la Divina Gabriela: “ Piececitos de niño, azulosos de frío, ¡ Cómo os ven y no os cubren, Dios mío! PORQUE EXISTE EL HOGAR SAN JOSÉ ? Conocer a un sacerdote que ama a los niños no es novedad. Es el representante en la tierra del cristo que es amor, que es bondad, que es entrega total. Pero encontrar un cura que hace de los niños la razón de su existencia, no es común. Ese es el caso del fundador, Presidente y Director del Hogar de Niños San José de Talagante. Su Nombre, Joseph Doherty Cummins., sacerdote de la Orden de la Santa Cruz, avecindado por mas de treinta años en nuestro país. Poco tiempo después de haberse ordenado, su Orden lo envió a Chile a cumplir la tarea sacerdotal de apostolado de la Iglesia. Por algún tiempo desempeñose además como profesor en el Colegio Saint George , de Santiago, lugar en donde , a petición del Arzobispado, fue designado Párroco de una iglesia cuyos feligreses eran gente modesta, mas bien de extrema pobreza la mayoría de ellos. Es la parroquia de San Roque, en los Guindos, casi a los pies de los faldeos cordilleranos. Las condiciones paupérrimas en que vivían numerosas familias del sector impactó a este joven cura, especialmente los niños que sus padres, involuntariamente debían dejar abandonados durante el día, mientras salina en busca del pan diario para el hogar. Conocemos por muchos años a este sacerdote y con el hemos sostenido largas conversaciones, fruto de las cuales trataremos de compendiar algunos de sus pensamientos que son la base y la razón de ser de esta magnifica obra de protección a la infancia. Para el P. Doherty el hogar San José tiene su fundamento en una concepto de elevados principios cristianos, por una parte, y por otra, en una necesidad. Para el prima el principio del deber social y cristiano de cada persona de compartir lo que tiene con los que tienen menos y, según él, “ no hay nadie que tenga menos que el niño desamparado” Igualmente sostiene la necesidad y el derecho que a cada persona le asiste para que se le permita desarrollar su capacidad y su talento: Ahora, si esta persona aprovecha o derrocha sus condiciones, es cosa de él. Sobre el particular, el padre recuerda la sentencia del refrán: 2 Se puede llevar a un caballo al agua, pero no se le puede obligar a tomarla”. Impactado por la pobreza de la gente con que se encontraba en su constante y diario quehacer de cura un poco de pueblo, el Padre recuerda los que con mucha sabiduría le decía otro sacerdote de mayor experiencia en Chile. “ Ud. va a encontrar en Chile gente muy agradable, posiblemente la mas simpática de América latina, pero también va a encontrar muchas palabras y pocos hechos”. Fue conociendo a la gente y con ello compartiendo la opinión de su colega sacerdote, se fue acomodando a estas características, pero no así a la ultimas de las señaladas, que contrasta absolutamente con el padre José. El prefiere los hechos y las palabras solo cuando son muy necesarias. Por eso dice que en el hogar hay muchas palabras “ Quizás mas de lo necesario- dice sentenciosamente- pero también encontramos hechos concretos que se pueden palpar, “ Con todos su s defectos, con todas sus arrugas”, pero los hechos existen. El Hogar San José está cumpliendo un deber social, pero el trabajo que en el se desarrolla se cumple con un sector de la población que no deriva, precisamente, de los grupos mas favorecidos. A esta institución llegan niños huérfanos o abandonados por sus padres, siendo los efectos en estos últimos. Al decir del padre Doherty, un padre o madre que abandona a sus hijos le falta algo, y este “algo” que a ellos les falta puede ser transmitido, y en la practica ocurre por herencia psico- social a sus abandonados descendientes. Y no hay dudas que el hogar recibe numerosos niños que arrastran taras de desequilibrio emocional heredadas de sus progenitores, lo cual redunda e menoscaba su comportamiento social trayendo con ello una incomprensión de sus deberes para consigo mismo y para la sociedad a la cual pertenecen. No obstante esta cruda pero real apreciación, el Hogar sigue su marcha, pues de tantos que llegan, algunos, mas tarde, se convierten en ciudadanos de valer para ellos y para la comunidad, en hombres y mujeres honrados, trabajadores y positivo para Chile. Con la premisa de salvar a uno siquiera, la institución está plenamente justificada. Sabemos de muchos casos, de muchos niños de ayer, que hoy, convertidos en hombres, se encuentra sirviendo honradamente en varios puntos del país. A veces vuelven al lar materno, sin cuyo alero protector no habrían logrado nunca ser lo que hoy son. Hay que conocer al P. Doherty para darse cuenta de la emoción invisible que le embarga cuando sus niños vuelven. Podrá decirse que el hogar es imperfecto. Quien no lo es. Pero con todas sus imperfecciones sigue dando lo que una gran mayoría de niños chilenos no recibe. Justifica la existencia del Hogar, por otra parte, ese pensamiento tan propio del Padre con respecto a Chile: “ este es un país en el cual existen grandes oportunidades para la persona que tiene perseverancia, capacidad y amor al trabajo. Esta persona tiene asegurado el éxito”. Y Agrégale padre: “ Cuantas personas han llegado a Chile con las manos vacías, pero con la cabeza llena de determinaciones de hacer algo y lo han hecho. Y no se crea que solamente para los que vienen desde afuera. Cuantos Chilenos de escasos recursos ha alcanzado la perfección a costa de grandes sacrificios y hoy gozan de situación económica bastante satisfactoria”. Esta es la realidad y por la cual lucha el hogar, para dar oportunidad al desposeído, el que mas tarde, si se aprovecha, logrará convertirse en un hombre de bien. Lo que medianamente o en forma inconclusa le entregó el hogar le va a permitir no estar precisamente “ bariendo la calle” Por eso existe el Hogar de Niños San José. ¿COMO ES EL HOGAR? ¡ Como es su hogar? Así es el nuestro, un poquito mas grande. Hijos de todas las edades, desde meses, hasta mayores de edad. Los mas egresan; sin embargo algunos se quedan. Es su casa, la que sin verlos nacer, les vio crecer y formarse. Dentro del Hogar de Niños San José todo se magnífica y se pluraliza: Dormitorios, patios de juego, entretenciones, útiles escolares, rabias, llamadas de atención, horas de estudio, etc. Y no podría entenderse de otra manera. La familia está un poco crecida. Estas características obligan a mantener una disciplina orientada a dar una formación integral a los componentes del grupo familiar, disciplina que se traduce en horarios programados para cada deber que cumplir: levantada bastante temprano, comidas, entretenciones, horas de estudio, aseo de la casa, reposo, etc. De este trabajo están encargados tías, y tios que , a través de conductas que son básicas para una buena y armonios convivencia, hacen funcionar al grupo familiar para que así cada niño aprenda a ordenar su vida y en esta forma obtener hombres y mujeres de provecho para la sociedad, evitando o tratando de evitar de esta forma que el ocio los lleve al terreno no deseado de la vagancia o la irresponsabilidad. Los niños en edad escolar asisten regularmente a la escuela, y al finalizar el año normalmente las vacaciones las pasan en casa y en otros lugares de esparcimiento; campo o playa. Conocidas son por nuestros niños, por ejemplo, las playas de : Coquimbo, casi todo el litoral central, Viñas del Mar, Valparaíso, Quintero. Concepción, Corone e, Lota, Arauco, Cañete, etc. Fiestas en casa como en la suya: cumpleaños, fiestas Patrias, Navidad, años nuevo y, como si esto fuera poco hasta celebración del matrimonio de una “ Hija” que enamorada de un vecino , pidió permiso para contraer el sagrado vínculo, bendecido por Papá Doherty y festejado por toda la familia Josefina y amigos de la casa. La formación moral y religiosa que se da en forma permanente culmina cada año para los mas pequeños con la primera Comunión, sacramento que es recibido en la capilla que para tales efectos tenemos en nuestra casa, la cual cuenta, como es de suponer , con cura propio. Una obra silenciosa al servicio del niño chileno, que con su práctica hace propio el espíritu de la declaración de los derechos del niño_ “ LA HUMANIDAD DEBE AL NIÑO LO MEJOR QUE PUEDA DARLE” Así es el Hogar de Niños San José. COMO SE MANTIENE EL HOGAR SAN JOSE Par cualquier jefe de hogar es conocido el problema económico que significa sostener una familia de tres, cuatro, cinco personas, no importa la cantidad. Pero si importa cuanto representa mantener, vestir, y dar educación a una familia con mas de ciento veinte hijos. Es cosa de multiplicar. Pero, como se hace. No por milagro, desgraciadamente. Aquí también hay un padre de familia que se diferencia del resto de los papas en que su trabajo también debe multiplicarse. Porque nuestros niños comen, se visten, van a la escuela, asisten a fiestas y regularmente, una vez al año les agrada tostarse la piel en una bien asoleada playa. Aquí es donde aparece la figura inigualable de un “ cura camionero”. Un muy bien puesto y respetado mote. Es la otra cara del Hogar, esa en la cual no aparecen los niños en escena, pero que son la esencia y razón de su existencia. Con el esfuerzo personal y perseverancia del Padre Doherty y la colaboración de una empresa norteamericana, La MACK TRUCKS inc. Y muy especialmente de su ex presidente Mr Zenon Hansen, que bien ha comprendido la labor que se desarrolla en beneficio de un grupo de niños chilenos, se ha ido formando una flotilla de camiones que recorren día y noche los caminos de Chile, trayendo a su regreso el pan diario y la alegría que necesita la numerosa familia. El transporte es escaso. Se realizan alguno esfuerzos para conseguir los fletes necesarios. Se ofrecen, concretamente, garantías de alta responsabilidad que otras empresas podría lograr si dispusieran de la organización técnico – administrativa que dispone la nuestra. Se entablan conversaciones con la Corporación de Cobre, división El Teniente, hasta que esta velando por sus intereses dispone de un un buen porcentaje de sus fletes para el traslado del petróleo que El Teniente requiere para el mineral. Igualmente otras fiemas comerciales como LIPIGAS , por ejemplo que ne igualdad de condiciones se seriedad y responsabilidad, optan por los servicios que ofrece el hogar, Todo esto es logrado una vez que el cura camionero ha conseguido comprobar objetivamente la eficacia de la empresa Hogar de Niños San José. Aun Mas. Lo de los camiones da para mucho, pero no para todo. Ahí esta otra vez la figura del sacerdote empresario y transportista. Hace algunos años se trasladaba a los EE UU donde recorría kilómetros y kilómetros buscando y juntando “ cositas” para sus chiquillos. Las recogía de cuanta apersona altruista quisiera entregarlas. Empaca, marca y embarca personalmente los regalos que hacían los tíos del norte para esos sobrinos del extremo sur del continente Hoy lo sigue haciendo, pero ya no con el empuje de hace algunos años. No en vano el calendario se va deshojando al paso del reloj de los tiempos. Siguen sus viajes al norte, pero ahora se aprovecha el producto que dejan los fletes para realizar inversiones directas en la adquisición de elementos para los niños que en anteriores oportunidades nos eran regaladas. Este abrumador trabajo de manutención es compartido por un selecto grupo de hombres, que ya sea desde el taller o desde la no muy cómoda posición de chofer esta sirviendo a la causa de un niño, que podría ser el suyo. Es un esfuerzo que significa un trabajo que como dice el padre “ dura veinticinco horas al día y ocho días a la semana” Así se mantiene el Hogar de Niños San José. UN POCO DE HISTORIA Como transcurren los años. Lejano ya aquel invierno de 1952 en el cual hacia su aparición un joven sacerdote canadiense por cuyas venas corría el vigor de sangre irlandesa heredada de sus antepasados. La misma sangre que hoy le hace palpitar con fuerza su corazón cada vez que se ve impelido para dar una batalla, otra mas de las que viene sosteniendo desde 1949 cuando le nombraron Parroca de San Roque, en los Guindos. Ese sacerdote se llama Jose Doherty C. Cumplía con el apostolado de sacerdote, conocía la jurisdicción a su cargo y sus feligreses, y cada día se iba adentrando mas en la forma de vida de la gente, gente pobre por excelencia. Por allá por Junio de 1952 aparece una escena conmovedora ante los ojos del padre. Dos mellizos de corta edad que luchaban inocentemente por sobrevivir con lo que escasamente pudiera llevar su madre, modesta mujer de pueblo que sale diariamente a lavar ropa, ya que su esposo y padre de sus pequeños hijos les había abandonado. Esto impacta poderosamente la sensibilidad del sacerdote quien busca denodadamente algún lugar donde cobijar a esta tiernas y miserables criaturas. No encontrando lugar alguna ( no era común encontrar salas cunas) , ánimos y en un acción audaz lanzó la idea atrevida de dar forma a una sala cuna bajo el alero protector de la parroquia. De la palabra a la acción, cosa de horas. Se habilita una no muy confortable dependencia y comenzó a funciona la que por aquel entonces se constituyera en la primera sal cuan del sector de San Roque, con un escasa capacidad de albergue para sus tres primero clientes, entre los cuales, como es de suponer, se encontraban los mellizo de nuestro relato. Esta sala cuna nació entonces con la idea de dar protección a pequeños niños que vagaban por las calles mientras sus padres salían a trabajar. Esto es lo que podríamos llamar como el origen del Hogar San José.. La primera cruzada duró aproximadamente unos ocho años, tiempo durante el cual la sala cuna había crecido en capacidad y en clientes. Cuarenta y cinco niños en total, nueve de los cuales ya no eran tan pequeños ni tenían padres. O rean huérfanos o simplemente abandonados. Por razones muy especiales el P. Doherty fue trasladado de San Roque, y el párroco que le sucedió no participaba de la idea de que fuera la parroquia sostenedora de una sala cuna ni menos albergar niños en situación irregular. Estuvo a punto de disponer su traslado a la casa Nacional del niño. La batalla se estaba dando y recién comenzaba la parte difícil. El padre no estaba solo. Latían y vibraban junto a el dos mujeres sencillas, colaboradoras de la parroquia, las cuales sin ser técnicas en la formación de niños, llevan en si un tierno y sensible corazón de madre: Alicia Briones y Maria Villenas. Ellas, en estas trágicas circunstancias, enarbolaron banderas y cual heroínas arrancadas de las mas bellas paginas de nuestra historia patria, fueron el paso decisivo para constituir lo que hoy conocemos como el Hogar de Niños San José de Talagante en el año 1960. Consiguieron una sala de clases en la Escuela San Francisco de las Condes y con esos nueve niños huérfanos o abandonados , que habían crecido en la sala cuna pegados al regazo materno de Alicia y Maria, partieron hasta el nuevo lugar en el mes de Febrero de 1960. Pasaron unos cuatro meses. La casa Nacional de Niño, a través del Dr Alberto Pulido, se hizo eco de las necesidades apremiantes por las cuales estaba pasando este grupo familiar tan especial y se ordenó la entrega de una “mesada” para paliar en parte las necesidades mas urgentes. Pero que hacia José Doherty mientras tanto. Se le había ordenado volver al colegio Saint George para que continuara con su antigua condición de profesor. Las clases y sus demas deberes aun le dejaban algunos minutos libres que el aprovechaba muy bien para continuar la ulva por salir adelante con sus ambiciosos pero justos propósitos. Buscó casa por uno y otro lado y nadie le quería recibir con una tan numerosa prole. Hasta que después de algunos ruegos logró arrendar lo que hoy se conoce como la casa de piedra de Talagante. Quedará claro entonces, que el Hogar San José adquirió su condición de hogar para niños huérfanos o abandonados en febrero de 1960 Con intervención del cura párroco de Talagante, Pbro. Joaquin Larrain Errazuriz, de de gratos recuerdos en la zona, el padre Doherty consiguió primero en arriendo y posteriormente la venta del predio donde hoy viven y disfrutan alegremente mas de ciento veinte niños de ambos sexos. A esa altura del tiempo del Hogar ya disponía de algunos bienes adquiridos por una parte con los medios económicos que el padre había heredado de sus propios padres: el predio , tres camiones y algunas especies que permitían la mantención de treinta y cinco niños que se aferraban al cuidado de sus tías. Entre Agosto de 1961 y mayo de 1963 un verdadero terremoto sacudía las bases mas profundas de la obra. Aparecen serios obstáculos para la marcha del hogar. Por disposición superior, el padre debe partir involuntariamente en “exilio” a los Estado Unidos, país en el cual, frente a sus superiores jerárquicos, defendió su posición para sequir prestando protección a la infancia lo que para el constituia lo mas sagrado de su apostolado, hasta que logra su reivindicación y autorización para regresar a chile y continuar la obra comenzada. Pero que pasa durante la ausencia del padre con las tías y sobrinos: Se agiganta la figura hoy lejana de la señorita Alicia Briones Yévenes ( Q:E:P:D) Ante la emergencia derrocha todas su energías vitales, y la marcha del hogar no se detiene. Hace trabajar sus camiones, paga deudas, reúne alimentos, amasa pan por las noches, y en sus escasos ratos libres zurce, lava y plancha ropa de sus pequeños “hijos”. Periodo triste de esfuerzos y sin exagerar de sangre sudor y lagrimas. Había mucho por hacer, pero también existía un noble y levado espíritu de sacrificio por servir desinteresadamente la causa del hogar. Solo los que vivieron esa época amarga podrían narrar cuentas peripecias tuvieron que salvar para seguir adelante. No cabe duda que la fe de tía Alicia consiguió que dios tendiera su mano protectora sobre el hogar. El “exiliado” daba su lucha a miles de kilómetros de distancia. Se defendía, cumplía su labor sacerdotal y se daba tiempo para formar algo así como comités integrados por damas norteamericanas que juntaban aportes para sus desconocidos lejanos y desamparados sobrinos espacialmente ropa que el padre se encargaba de hacer llegar a Talagante. Así pasaron casi dos años de angustias. Pero las bases echadas en el hogar por su fundador eran sólidas y resistieron incólumes todos los embates. Por fin regresa el padre del norte y nuevamente la semilla comienza a germinar con mayores bríos. El hogar crece en cantidad y calidad. Se refuerza la modesta dotación de camiones con otros mas nuevos y hasta un microbús llega después de ser salvado, reparado y adquirido por el padre en un cementerio de chatarra. Es el mimo microbús que aun hoy permite que los niños disfruten de algunos paseos. Los niños de ayer crecían y llegaba el momento de la edad escolar y la necesidad de llevarlos por primera vez a la escuela: Los hombres a la escuela parroquial y las niñas a la escuela de las madres adoratrices. Las necesidades se van haciendo cada vez mayores. Los niños crecen, yante la ley evolutiva de la vida no nos podemos oponer. Los más capaces deben seguir sus estudios. Y así han pasado muchos de nuestros niños por otras escuelas. Liceo de Talagante, Escuela industrial de Mellipilla, Colegio Sagrado Corazón, y hoy tenemos uno que esta dando resultados bastante buenos en la universidad de Concepción. Impactados algunos padres de estos niños, e influidos por la consciencia que de repente toca su corazón, vienen al Hogar para ve su hijos. El amor paternal aflora a veces con tal fuerza que el hogar, después de los estudios de cada caso devuelve algunos de esto niños a sus legítimos padres. Los que se quedan siguen creciendo, y siempre al cuidado solicito del personal que para tal efecto dispone el Hogar. Y como no mencionarlos: Tias Fresia, Olivia, Mercedes, Ana, Isabel, tío Juan y otros. Muchos también han pasado algunas temporadas con nosotros y siempre han dejado el grato recuerdo de su entrega para con los niños- ¿ Y que hay para el futuro? Como Ud podria apreciarlo si visita el Hogar, tenemos nuevas dependencias que auguran una mayor y mejor atención para los doscientos niños a los cuales pretende llegar el Hogar. Existen los medios materiales. Fuerza y vigor también existen: El padre no está solo. Hay con el un grupo de hombres bien intencionados que están dando su cuota de esfuerzo y apoyo, y entre ellos destacan don Joaquin Nash, encargado del la parte legal de la institución, don Francisco Leyan, quien asesora muy acertadamente al padre en los suntos económico-financieros, don Hernan Cornejo, don Alejandro Angelloni, don Eduardo Correo, don Omar Saavedra, don Rafael Calderon y otros. Ellos junto al padre , tienen la misión de continuar con el hogar, porque las necesidades son cada día mayores. Mas Tarde la Divina providencia sera la encargada de fijar los rumbos que seguirá esta gran obra ya comenzada y en marcha a todo vapor. Confiamos en la ayuda de Dios y el la fe de los hombres que a través de esta noble y desinteresada causa ven cristalizados los mejores anhelos del espíritu humanista y cristiano que caracteriza al hogar. Creemos que vamos bien, pisando terreno concreto y con objetivos bien definidos La obra de Padre Doherty aparece demasiado modesta, porque así el lo ha querido: sin embargo su prestigio ha alcanzado a ser conocido por las autoridades de nivel nacional, lo cual ha permitido entre otras cosas que el haya sido distinguido con la medalla Bernardo O´Higgins, en su grado máximo, por orden del presidente de la republica en el año 1966. Aparte de esto son múltiples los diplomas y notas de agradecimientos y reconocimientos a su labor que el padre ha recibido de otras instituciones como Cruz Roja, Cuerpo de Bomberos, Secretaría Nacional de la Juventud , e Confiamos en esta tarea de divulgación del quehacer domestico de la casa haya logrado los objetivos que perseguimos: Mostrar el hogar tal como ha sido y es, y contarlo a Ud. entre nuestros mejores amigos. Muchas Gracias. (estos dos ultimos parrafos son escritos y es la palabra del padre Joseph.) Jose ” PEPE “Leiva. 1979

FUENTE : Sitio hecho por Richard Greswell

http://www.maquinaria.cl/doherty.htm

Deja un comentario