Domingo Toro Herrera

Una calle de nuestro Talagante lleva su nombre, fue un destacado vecino Talagantino y heroe de la guerra del Pacifico , Don Ladislao Barros cuenta en sus relatos que  al volver  del norte  , acostumbraba a recordar sus vivencias en la guerra junto a los niños en la plaza de Talagante.

Domingo Toro Herrera es de aquellos chilenos que han estado adelantados a sus pares, tanto en sus motivaciones como en hechos concretos. La inteligencia fue siempre de la mano con el valor y férreos principios que le acompañaron en su vida lo que le llevo a ser joven activo dinámico y que concretaba sus proyectos que en suma favorecieron a un Chile que progresaba en el siglo XIX gracias a jóvenes visionarios como Domingo Toro Herrera. Nos lego ejemplos que son gran influencia en juventud nacional como ser un joven ingeniero que estudio en EE.UU. y que innovo permanentemente tanto en lo profesional como en la política y, asumió el deber de chileno que corre al escuchar el llamado de la patria en peligro, como ocurrió en al guerra del pacifico siendo el comandante del glorioso Batallón Chacabuco que tantas glorias en batalla dio a Chile. Son sus intereses cívico y sociales los que en especial queremos como Museo de la Guerra del Pacifico rescatar la figura y legado de don Domingo, para presentarlo al chileno de hoy que al conocer a tan distinguido ciudadano no podrán menos que sentirse orgullosos de su legado invitando a ser una imagen a imitar, siendo su vida toda, la expresion mas pura, sincera y desinteresada de chilenidad.Nació en Santiago el 23 de enero de 1840 y falleció el 4 de mayo de de 1923 en la ciudad de Talagante. Hijo de Domingo José de Toro Guzmán de de Emilia Herrera Martínez. Estudio en el Instituto Nacional, prosiguió estudios superiores en la Universidad de Chile y estudio Ingeniería EE.UU.. en 1869 motiva la creación del Club Hípico de Santiago concretando este proyecto en la reunión mantenida en su casa, donde estaba el cine Rex, donde para concretar este proyeto se compran las chacras en el Callejón Padura, que es su actual ubicación. Siendo la primera carrera en 1870 las tribunas y los jardines son descritos por un periodista extranjero como la más hermoso del mundo en su género, por que los caballos corren entre flores primaverales, según nos cuentan Alfonso Calderón y María teresa Serrano, autores de la publicación “Cuando Cumplió 100 Años” y citan a un periodista de la época ; según éste, los chilenos ya no tienen “nada que envidiar a Inglaterrra, sino sus nieblas”. Fue ingeniero en la construcción del Ferrocaril del Sur, en 1876 perteneció a la Sociedad de Instrucción Primaria.En 1879 fue elegido Diputado Suplente por Rere (1879-1882) Integro la Comisión permanente de Guerra y Marina. En 1879 fue de los primeros chilenos que acudio a ofrecer sus servicios a la patria en la guerra del pacifico, formando el Batallon Cívico Movilizado Chacabuco ( 1879- 1881) participando en batallas en que derrocho ejemplos de valor y motivación como el famoso desembarco de Pisagua el 02 de noviembre de 1879, la dramática Batalla de Tarapacá el 27 de noviembre de 1879, La gran Batalla de Tacna el 26 de mayo de 1880, el la heroica batalla de Chorrillos el 13 de enero de 1881 donde quedo herido gravemente. A su regreso a Chile con el grado de Coronel, fue nombrado intendente de Coquimbo en 1881 Construyo el Ferrocarril de la Serena a Elqui. En 1885 fue también nombrado Intendente de Valparaíso. En 1885 fue nombrado Comandante General de Marina.

En 1888 a 1894 Senador propietario por Coquimbo, en 1889 1893 y 1896 consejero de Estado. En 1897 fue nombrado Ministro de De Industria y Obras Públicas del Presidente Federico Errazuriz Echaurren, permaneciendo en el cargo hasta el 16 de noviembre del mismo año. Fue nombrado Superintendente de la Casa de Moneda en 1891; en 1889, el 3 de junio se incorporo al Senado , integro la Comisión Permanente de Gobierno y relaciones Exteriores y fue Senador reemplazante en la Comisión Permanente de Guerra y Marina y en la de Educación y Beneficencia.En la guerra Civil del 91 se mantuvo neutral y, el presidente Balmaceda en su Testamento le encomienda que sea él quien se encargue de sus restos mortales, los que por miedo a la represalias permaneció en una tumba oculta algunos años. El 29 de agosto de 1891 fue nombrado Comandante de Guardias nacionales de Santiago.

Nuevamente Diputado, pero, por la Serena, Elqui y Coquimbo, periodo 1900-1902, fue Presidente provisorio de la Cámara de Diputados, 15 de mayo al 02 de junio de 1900. Integro la Comisión Permanente de Industria, a partir del 7 de agosto de 1901, fecha en que debido a una reforma reglamentaria, se reintegro a comisiones permanentes. Fue Diputado reemplazante en la Comisión Permanente de Hacienda e Industria.

Fue Intendente General del Ejercito y el Congreso le otorgó el grado de General de Brigada.

Deja un comentario